La hipertensión arterial

En aquilaciencia.es tienen cabida todas las ciencias y como no podía ser de otra manera la ciencia médica tiene su protagonismo, dónde aspectos como la tensión arterial y mas concretamente la hipertensión es tratada al detalle.

Qué es la hipertensión

que es la hipertension arterial

Es la presión que ejerce la sangre sobre las venas y las arterias del cuerpo humano. Una presión excesiva sobre las paredes de los vasos sanguíneos es lo que se llama hipertensión, siendo una dolencia que afecta sólo en España a más de 14 millones de personas.

La presión ejercida se mide en milímetros de mercurio y hablamos de HTA cuándo los valores arrojados en las mediciones con tensiómetros está por encima de los 140 mm/hg para para la presión sistólica y de 90 mm/hg para la presión diastólica.

 

Cuáles son las causas de hipertensión

  • El 90% de las personas padecen la llamada hipertensión esencial que se desconoce cuales son las causas de su padecimiento. El problema radica en que muchas de estas personas desconocen que son hipertensas y por lo tanto no toman ningún tipo de medida de preventiva o de corrección.
  • Es una enfermedad silenciosa que pocas “veces da la cara” pero que es un factor de riesgo muy importante de padecer enfermedades muy severas como las cardiovasculares, ictus etc.
  • Un pequeño sector de población es hipertensa por causas hereditarias, es decir alguno o los dos progenitores son hipertensos y se transmite a través de los genes.
  • Las mujeres durante la gestación tienen los niveles más altos de presión sanguínea de lo que acostumbran aunque una vez que han dado a luz, la tensión arterial vuelve a la normalidad.
  • La obesidad es otro de los factores que pueden influir en arrojar valores altos de tensión, los estudios realizados por la ciencia ha demostrado que las personas con sobrepeso tienen mayor probabilidad de padecer de hipertensión.

 

Cómo se mide la tensión arterial

Se miden con unos aparatos llamados esfingmomanómetro y que pueden ser de varios tipos, siendo los mas conocidos los tensiómetros digitales por su fácil uso y su fiabilidad en las mediciones realizadas

Dentro de los tensiómetros digitales podemos diferenciar:

Tensiómetros de muñeca: Son los más económicos y se pueden encontrar en cualquier tienda, aunque te puedes ahorrar unos buenos euros si los compras en una tienda online, porque ahí los venden mas baratos que en las farmacias. Dentro de este grupo destaca el tensiómetro beurer por su bajo coste, unos 25/30 euros y por las funcionalidades que ofrece:

Es capaz de detectar arritmias, con pantalla de Lcd dónde se muestran los resultados de una forma nítida, tiene una memoria que le permite almacenar las últimas 60 mediciones realizados por dos personas diferentes, siendo un tensiómetro pensado para personas mayores porque simplemente se lo tienen que colocar en la muñeca y pulsar el botón inicio para que el aparato realice la medición.

funcionalidades del tensiometro beurer

La marca beurer es una marca de tensiómetros menos conocida que otras como los Omron, Medisana o Aeg pero que sirven igual para tener controlada la tensión arterial que tiene una persona.

Tensiómetros de brazo: Son más caros incluso pudiendo llegar a sobrepasar los 70 euros aunque la medición resulta algo más exacta porque se realiza sobre la arteria del antebrazo izquierdo que es la que está más próxima al corazón. En muchas consultas médicas así como centros de donación de sangre son los que utilizan, siendo quizás los mas conocidos los tensiómetros de la marca omron, de la que existen varias modelos, desde los más básicos que cuestan unos 30 euros hasta los mas caros que rondan los 80 euros.

 

Recomendaciones para controlar la hipertensión

Tener una alimentación sana y equilibrada, tratando de reducir el sobrepeso y abandonar el sedentarismo.

Eliminar por completo la sal de las comidas porque es el gran enemigo de la tensión arterial porque su compuesto del 40% de sodio hace que provoque retención de líquidos y que haga que la presión para que circule la sangre aumente.

Tener unos hábitos de vida saludables y tratar de tomarse la vida con tranquilidad y tratar de mitigar el estrés que produce la vida diaria.

Puedes ampliar la información en la Sociedad española de hipertensión